Durante los años 2000-03, el artista danés Nicolai Howalt, siguió a un grupo de jóvenes boxeadores (entre 11 y 17 años) en Dinamarca y en el extranjero. El resultado fue “Boxer”, un libro que retrata a estos jóvenes aficionados antes y después del una pelea. Imágenes que se caracterizan por estar llenas de espíritu, emoción, expectativa y energía.

Según Howalt: “Los retratos dobles, logran transmitir los sueños de la niñez, la pubertad y la identidad de los chicos. El Boxeo se convierte en un símbolo de lucha frente al miedo, que además divide a un niño de un hombre por primera vez.”