Nacido y criado en Nueva Orleans, LA, EE.UU., Craig Tracy ha sido siempre un artista. Sus primeros años estaban llenos de dibujos y pinturas idealizados en el amor y la belleza. Siguió ampliando sus horizontes artísticos y a los quince años recibió su primer aerógrafo, como un regalo de sus padres.

En su tercer año en la escuela secundaria, Craig trabajaba en las noches de los fines de semana como artista del aerógrafo en un local de un centro comercial. Fue un momento importante para él, ya que rápidamente aprendió a pintar casi cualquier imagen en una gran multitud de superficies.

Craig, se graduó con honores en el Instituto de Arte de Fort Lauderdale, y a sus veinte años ya era un ilustrador freelance profesional. Durante este período de trabajo, se ocupó principalmente en ilustraciones con aerógrafo para agencias de publicidad. “De hecho, odiaba ser un ilustrador. Estaba decepcionado de la manera abrumadoramente aburrida y solitaria en la que era todo. El aislamiento creó un ambiente de claustrofobia, el hecho de estar pintando las imágenes en su mayoría comerciales e industriales parecía vacía para el.”

Seis años más tarde se retiró de la Ilustración en conjunto, para aventurarse de nuevo en la pintura. Fue esta la libertad reconquistada a pintar para él y otras personas en una variedad ilimitada de superficies, las cuales lo llevaron a la inclusión de rostros y cuerpos completos, convirtiéndose rápidamente en un auténtico genio del body painting.

Estas espectaculares obras crean una ilusión al espectador, que a primera vista queda impactado con el detalle y realismo con el que este talentoso artista trabaja los cuerpos. Disfruten! 

“Es mi intención continuar, explorar y ampliar las percepciones y límites de esta forma de arte antigua, seductora y contemporánea”.
~ Craig Tracy

Conoce más de su impresionante trabajo: www.craigtracy.com

También te puede interesar:

“Handimals” Increíble arte en manos por Guido Daniele