Con sede en Malmö, Suecia, el artista Levi Mandel fotografió a la gente desprevenida que pasaba por las calles; luego arrugó las imágenes y las volvió a fotografiar sobre un fondo negro, quedando como resultado, una impresionante e inquietante serie de retratos arrugados, a la cual llamó GOOD MORNING!. Disfruten! 

También te puede interesar:

El rostro de la indigencia por Lee Jeffries

 

Suscríbete a nuestro RSS o vía Email para recibir nuestras actualizaciones.

También nos puedes seguir en:  Facebook – Twitter y G+